populismo

El problema de la representación política y el control democrático de los representantes electos (y de sus empresarios no electos)

Si eres comunista, ¿por qué tienes un iPad? El argumento anticomunista de barra de bar por excelencia, residuo de la tradición ética judeocristiana, denota un simple error categorial: el socialismo no es una ética individual que predique el reparto de los bienes entre los pobres (cosa que los cristianos raramente hacen), sino una política que propone el control democrático y popular de los medios de producción. Éste debe asegurar el reparto de los productos de acuerdo con el trabajo individual, así como []