democracia participativa

Devuelvan la política a la gente, devuelvan la dignidad

En sus reaccionarios Recuerdos de la Revolución de 1848, Alexis de Tocqueville recuerda su advertencia a los de su clase: torres más altas han caído, y nosotros nos encontramos dormidos sobre un volcán. Tocqueville fue muy consciente de que, tras el derrumbe del Antiguo Régimen, ya no quedaban grandes prerrogativas y grandes privilegios (o “derechos”) que se interpusieran entre el pueblo y el sacrosanto derecho a la propiedad. En las clases populares se gestaba un clima prerrevolucionario: las opiniones, la ideología que []

El gris activismo y el poder popular

En algún lugar recordaba Zizek cómo algunos de los mayores poetas y escritores del siglo XX se habían caracterizado por tener profesiones grises: oficinistas, banqueros… Dos de los ejemplos que enumeraba eran Kafka y T. S. Eliot. Esto significa que la creación literaria no es una tarea para las almas “sensibles”, sino un gris empeño de experimentación con las formas del lenguaje, que exige una absoluta disciplina.

Dirigentes y dirigidos

De acuerdo con Lebowitz, la contradicción entre la «vanguardia» y el pueblo, políticamente pasivo en el contexto de un pacto social asimétrico, se hallaba en el mismo centro del Socialismo Real. Lebowitz propone un Socialismo del siglo XXI, basado en la participación democrática en el proceso económico, contra la «lógica de la vanguardia». En este artículo, discutimos la aportación de Lebowitz. Concluimos examinando el papel de las organizaciones políticas en el mundo actual. Leer el artículo completo en Astrolabio, revista internacional de []