XXI Asamblea de IULV-CA: documentos a debate (1)

En los próximos días, me he propuesto elaborar una serie donde comparemos los distintos apartados de los dos documentos que se han presentado para el debate en el marco de la XXI Asamblea andaluza de Izquierda Unida. Voy a ser todo lo ecuánime que sea posible, tomando como punto de partida las similitudes obvias derivadas de que somos compañeros y asumimos un mismo programa político, y evitando caer en el tan socorrido recurso de la desacreditación de tesis políticas en virtud de quién las sostenga. No estamos en momentos para la lucha fratricida, sino para el debate de ideas entre posturas legítimas dentro de su encaje estatutario. Todo lo que forme parte de la retórica (quién es más rojo, quién más institucional, ya sabéis a lo que me refiero) voy a tratar de dejarlo de lado, para centrarme en lo que se afirme negro sobre blanco en los documentos. Este es mi punto de partida y también mi límite: no voy a entrar en valorar si lo que alguien afirma en los papeles se lo cree más o menos, si afirman algo pero luego no van a aplicarlo, etc. Ya somos mayorcitos para poner en los documentos lo que pensamos, y para no tener que andarnos por los pasillos o las cafeterías al objeto de conocer esos supuestos debates reales, donde se dirimen realmente las diferencias políticas, y que forman parte de la peor “vieja política”. La lectura de estos posts puede ser tediosa, por lo que sugiero que, a medida que vaya publicando, os centréis en los aspectos que os puedan interesar más o que vayan a suscitar mayor controversia.

Los apartados en que se divide cada uno de los documentos son los que enumero a continuación. En algunos casos, al cambiar los epígrafes, tendré que combinar varios para hacer la comparativa. Pero en general, la estructura es similar:

A. “La izquierda en movimiento: Ganar Andalucía”. Documento aprobado por el Consejo Andaluz. [Descarga]. Este documento se ha desarrollado a partir de las conclusiones de la jornada para la elaboración participativa del pasado mes de mayo (enlace).

  1. Andalucía ante la reestructuración del capitalismo.
  2. Crisis de régimen en Andalucía.
  3. Desigualdad social y pobreza en Andalucía
  4. La cultura como frente de lucha privilegiado
  5. Modelo organizativo

B. “Una IULV-CA fuerte y autónoma para cambiar Andalucía”. Documento Alternativo (A. Roldán, I. García, J. Caballero, JL. Perez Tapias, J.F. Camacho y 166 avales) [Descarga]

  1. Andalucía ante la reestructuración del capitalismo.
  2. La crisis de régimen en Andalucía.
  3. Estrategias para mejorar las condiciones de vida de la población andaluza
  4. Construir una Andalucía donde seamos “socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”
  5. Modelo organizativo

1. Andalucía ante la reestructuración del capitalismo (propuestas político-económicas).

En cuanto al análisis de la situación, ambos documentos tienen amplias coincidencias en lo político. Ambos constatan la posición debilitada de la economía andaluza, dependiente respecto de la economía española y del capitalismo global. Una economía que sale de la crisis gestionada por el PSOE-A y por el PP en el gobierno central con una posición aún más frágil, sin haber hecho los deberes (sin apostar por otro modelo económico y sin instrumentos estratégicos que permitan intervenir e impulsar la economía en el territorio). En la comparativa, me centro en lo que considero las propuestas en positivo más claras, que en cualquier caso entran dentro del programa que IULV-CA ha venido defendiendo en los últimos años (el documento alternativo “Una IULV-CA fuerte” directamente nos remite al programa de las elecciones andaluzas de 2015)

“La izquierda en movimiento: Ganar Andalucía”. “Una IULV-CA fuerte y autónoma para cambiar Andalucía”.
Reforzamiento del tejido productivo andaluz y crecimiento interior para superar la actual dependencia respecto a la economía española y europea. Planificación Democrática de la economía.
Empleos de calidad, derechos laborales y desarrollo sostenible con el ecosistema andaluz. Centralidad del conflicto capital-trabajo. Apoyo a la (auto) organización y a la movilización de lxs trabajadorxs y colectivos en lucha. Refuerzo de las alianzas con sindicatos de clase. Empleo de las instituciones para reivindicar y buscar soluciones.

Defensa de la naturaleza construyendo una economía sostenible que compatibilice desarrollo económico, creación de empleo y preservación de los recursos naturales.

Enfocar el crecimiento hacia sectores de alto valor añadido, diversificación del tejido productivo, inversión en investigación pública y en cultura. Un nuevo sector público democráticamente dirigido capaz de asumir el liderazgo en el cambio de modelo.
Apoyo real a autónomos, PYMES y economía social. Alianza prioritaria con los agentes económicos que habrán de protagonizar dicho cambio: pequeñas y medianas empresas, economía social y autónomos.
Cambio de modelo energético. Plan de Transición Energética, con el objetivo de reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero en la producción y consumo de energía.
Constituir un polo financiero andaluz y apoyo estratégico a la economía andaluza por medio de una Banca Pública. Creación de una Banca Pública y la creación de un polo financiero alternativo, ligado a las necesidades del desarrollo.
Redistribución e igualdad por la vía de expansión y calidad de servicios públicos directos (educación, sanidad), políticas de empleo garantizado, cuidado de nuestros ecosistemas. Plan de empleo público.

En general, en cuanto a las propuestas políticas y económicas, como decíamos, los dos documentos tienen amplias coincidencias (como no puede ser de otro modo). Las únicas diferencias son de matiz, de concreción (dada la necesaria concisión de los documentos) e incluso en algunos casos de estilo de redacción.

Por buscarle los tres pies al gato, podemos echar en falta una mención a la necesidad de reforzar los servicios públicos en “Una IULV-CA fuerte” (pero la precarización de dichos servicios se menciona en el análisis de la situación, por lo que no veo realmente problema). También faltaría aquí una mención a qué política de alianzas con los sindicatos plantea “La izquierda en movimiento”, aunque hay una mención a la presencia de IULV-CA en las luchas de los movimientos sociales y del movimiento sindical en el apartado sobre modelo organizativo, más adelante. Mi análisis es que sobre política sindical, el documento “Una IULV-CA fuerte” pone el acento en la relación con las organizaciones sindicales, mientras que “La izquierda en movimiento” contempla esta relación (sin proponer cerrar el diálogo con las organizaciones, decir eso sería absurdo) desde la priorización de la presencia en la movilización y en el conflicto (pero esa presencia es algo que “Una IULV-CA fuerte” también sostiene en alguna parte).

En definitiva, encontramos matices puramente dialécticos y de lenguaje, pero en el propio documento no hay, sobre el papel, ninguna diferencia de fondo. Y centrar el debate sobre documentos en el lenguaje, en quién “suena como” un modernito y quién suena como un “rancio”, cuando en el fondo el contenido programático es el mismo, me parece absurdo. Por tanto, si hay diferencias entre los documentos, deberemos verlas en otro lugar.

Si quieres hacer algún matiz, o si crees que se me pasa algo por alto, deja un comentario y procuraré incorporar tu aportación al artículo.

Continuará…

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: